David Ortiz Aclara Su Pasado Sobre El Uso De Esteroides

News

Al comienzo de la temporada de 2009, los Medias Rojas de Boston comenzaban serie de tres juegos en Yankees Stadium ante sus eternos rivales. Antes de iniciar esa serie, David Ortiz aprovechó para hacer una rueda de prensa y aclarar rumores que circulaban sobre un supuesto uso de “esteroides” años atrás. En la sala prensa ante lo granado del mundo MEDIATICO de New York, Boston y otros sectores, El Papi manifestó que “no sabía” cómo había ocurrido eso, “todo lo que usé era lo permitido”. En sí, David afirmó que nunca utilizó esteroides “a sabiendas”. Si había arrojado positivo en un control antidopaje en 2003 fue por “suplementos vitamínicos” que compró legalmente en un centro comercial; de esos que NO necesitan receta, se adquieren los productos directamente de los estantes.

En esa oportunidad recordamos estar presente y premiamos la honestidad del Papi, creímos en sus palabras. Por eso nos extraña que a estas alturas del juego tenga que dar otra explicación de lo ya explicado. ¿Por qué todo esto, acaso hay algo que no sepamos? El súper designado de los Medias Rojas escribió recientemente un artículo en el portal The Players’ Tribune, el cual es editor de esa publicación, en el que se defiende de las persistentes acusaciones de dopaje que lo han acosado por más de una década.  

“Al día de hoy, nadie me ha dado una respuesta. Nadie me puede decir a qué supuestamente arrojé positivo”, escribió Ortiz en su artículo titulado “The Dirt” (La basura), publicado a finales de marzo de este 2015.

En verdad, uno no se explica por qué este tipo de cosas no se aclaran de una vez por todas. En su derecho sobre esas acusaciones, el Papi fue a las Grandes Ligas a preguntar, pero le respondieron en esa oportunidad: “Que legalmente no pueden, porque las pruebas no debían divulgarse”. Precisamente a eso vamos. Desde que comenzó el rumor de peloteros dando jonrones kilométricos, monstruosos, de más de 450 pies, el mundo empezó a preguntarse: ¿Cómo lo hacen, de adónde sacan ese poder?

Sí, era la pregunta del día, ¿de adónde toda esta andanada de jonrones de la noche a la mañana? El mundo mediático trataba de buscar una respuesta ante el evidente caso. Unos decían que era la pelota. Antiguamente se hacía en Haití, ahora el ensamblaje es en Costa Rica. Otros le daban el crédito a los bates. El de “Maple” tiene más consistencia. Por cierto fue el que popularizó Barry Bonds. Otros decían que era la preparación física: mejores gimnasios, se acondicionaban durante la temporada muerte, vienen con una fuerza extraordinaria. Bueno, cada quien daba su punto de vista. Pero, nunca hablaron de la ciencia médica, y era ahí donde estaba el detalle. Sin embargo, el que abrió “La caja de Pandora” fue el cubano José Canseco. Ese, como había consumido en pastillas e inyecciones el esteroide sabía todo el traqueteo. Era un profesional en la materia. “It takes one to know another one”. (Se requiere ser pionero para conocer a otro pionero).

Finalmente, ante tal evidencia de un exjugador, el Sindicato de Peloteros tuvo que acceder a las pruebas “antidopaje”. La primera prueba que se hizo fue en 2003, y bajo las condiciones “de que NO se iba revelar el resultado”. Establecieron un parámetro, todo aquel que saliera por encima del nivel establecido se le advertía su potencialidad. Resultó que salieron positivos 104, entre ellos David Ortiz.

Una vez dado el resultado, las Grandes Ligas implementó su “reglamento antidopaje”, los jugadores tenían que seguir la norma establecida y acatar una lista de productos que podían comprar y los que NO podían comprar. Se deduce que uno de esos productos que compró el Papi, antes de establecerse la REGLA, tenía ingredientes que después fueron prohibidos.

Muy bien, una vez hecha esa prueba en 2003, la MLB creó esa lista de productos que se deben usar, por igual, estableció una sanción para aquél jugador que probara positivo: 50 juegos la primera vez, 100 juegos la segunda y suspendido de por vida si lo agarraban por tercera vez. Destacamos que a partir de 2014, se modificó a 80 juegos la primera vez, 162 la segunda y en la tercera suspendido de por vida.

En lo que respecta al Papi, esas acusaciones no tienen hoy ningún fundamento, simplemente se infiltró indebidamente esa lista de los que salieron positivos en 2003. El Papi nunca ha negado que esté en esa lista. “Si salí, como dicen, pues que me den la respuesta de qué salí positivo, aunque ya no tenga ningún efecto. Pero ellos me dijeron que NO pueden revelar esa información porque hubo un acuerdo con el Sindicato de Peloteros.

Pues, una vez aclarado toda esta novela, borrón y cuenta nueva. El Papi ha sido examinado más de 80 veces y ha salido negativo. Es un hombre que le ha dado tres Series Mundial a Boston (2004, 2007, 2013), una organización que no ganaba desde 1918. En vista de estas constantes preguntas a David Ortiz y quizás a otros, las Grandes Ligas deberían enviar un comunicado a la Asociación de Escritores del Béisbol (BBWAA) por sus siglas en inglés, para que esos miembros mal documentados se abstengan de hacer este tipo de preguntas absurdas.

Finalmente, David dijo que desde que se implementó la regla antidopaje cada año le hacen 10 pruebas. Por otra parte, David agregó que merece ser exaltado al Salón de la Fama. Algo que estamos completamente de acuerdo. Por supuesto que merece esa distinción, ha sido el designado de mayor poder y liderazgo en esta era donde el control ha sido más rígido, su actuación no ha mermado, es más, su desempeño ha sido mejor cada año, ha estableciendo los récords de más jonrones e impulsadas para un designado.

0 Comments