La Estadística Que Define al Jugador Más Productivo: “WAR”

News

Ya en los últimos cinco años, los periodistas para hacer sus artículos y destacar el valor de un jugador, se apoyan en la nueva estadística del béisbol llamada “WAR”. De hecho, el sistema ayuda a los electores del Salón de la Fama a hacer una mejor evaluación de los postulados. No hay dudas de que “WAR” ha revolucionado el mundo de las Grandes Ligas, incluso los agentes para vender el verdadero valor de sus representados acuden a este sistema. El genio que se dio a la tarea de elaborarlo escogió unas siglas cuyo significado literario es “GUERRA”, pero se refiere a “Victorias por Encima del Reemplazo”.

WAR va más allá de las estadísticas convencionales, tales como: promedio de bateo “AVG”,  slugging “SLUG”, porcentaje en base “OBP” y otros con referente a los bateadores. Para lanzadores efectividad “ERA”, boletos más hits “WHIP”. Para la defensiva el porcentaje de fildeo; errores en cierta cantidad de “chances”, “disparos” a las bases, “doble plays”, entre otros. Todos estos ingredientes crean la estadística “WAR” (Win Above Average). Lo que vendría a definir con mayor exactitud numérica la contribución del pelotero para el equipo durante la temporada.

Se preguntarán: ¿Es fácil de calcular?

Bien, no se necesita un grado avanzado en Programación y Efectos de Estadio si quieren sacar el número. Bien, pero ¿es fácil de entender?  Se piensa que si. Las victorias son algo que todos podemos entender. Si lo comparamos con el promedio de bateo, todos sabemos que un .326 es mejor que un .279.

El objetivo del WAR es recopilar todo lo que hace un pelotero con los factores de complicación: estadios, diferentes épocas, posiciones que juegan en el terreno y otros factores para determinar la valía del jugador. Vemos este ejemplo de dos estrellas del big show, aunque de diferentes épocas por no muy distanciadas. Carl Yastrzemski en 1968 con .301 de promedio de bateo, .426 de porcentaje de embasado y .495 de slugging, con Larry Walker en 1997 con .366, .452 y .720, ¿Qué comparamos? 10 carreras producidas en el Fenway Park en 1968 tenían más valor que 10 producidas en el Coors Field en 1997. Yastrzemski jugó muy bien el jardín izquierdo y Walker el derecho también lo hizo bien. Ambas temporadas, parecen similares, pero Yastrzemski obtuvo un WAR de 10.0 y Walker con 9.6. Aunque el WAR no es perfecto, pero es la herramienta más cercana a la perfección que define la absoluta valía del jugador, bien sea de posición o lanzador.

Una de las comparaciones que más se ha hecho para determinar quién merece estar en el Salón de la Fama de Cooperstown, es la de David Concepción y Alan Trammell. Ambos jugaron toda su carrera con un mismo equipo; Concepción 19 años con los Rojos de Cincinnati, y Trammell 20 con los Tigres de Detroit, y los dos fueron excelentes campocortos ganadores de Guantes de Oro.

Concepción: 2.488-Juegos, 8.723-Turnos, 993-Anotadas, 2.326-Hits, 390-doble, 48-Triples, 101-HR, 950-Impulsadas, 321-Estafadas, .267-Avg y un WAR de 33.6. Mientras Trammell: 2.293 Juegos, 8.288-Turnos, 1.231-Anotadas, 2.365-Hits, 412-Dobles, 55-Triples, 185-HR, 1.003-Impulsadas, 236-Estafadas, .285-Avg y un WAR de 66.9. En este caso, es evidente que Trammel aventaja a Concepción.

Otros que han comparado es Derek Jeter vs Chipper Jones, por el hecho de ser infielders, pero difiero en esa comparación ya que Jones fue tercera base mientras Jeter un campocorto. Es cierto que ambos jugaron toda su carrera con un mismo equipo. Jeter con los Yankees y Jones con los Bravos. Sin embargo, el WAR de ellos de por vida quedó bien nivelado consideran la diferencia de posiciones: Jones 81.3 y Jeter 67.9.

Una constelación de los mejores jugadores destacan en esta estadística WAR, la cual se debe aplicar más a los jugadores de ahora, en esta era moderna donde también hay que considerar la cantidad de juegos, las tres facetas de la postemporada, más juegos nocturnos, en grama artificial, estadios con techo, más viajes aéreos, juegos interligas, en sí, una manera muy diferente de jugar que hace 50, 75 ó más años atrás.

Aquí citamos a los jugadores con el más alto WAR en una temporada a partir de 2010, esto motivado a la era del “Esteroides”. Es decir, aceptar sólo los últimos cinco años donde MLB ha tomado medidas más estrictas para combatir ese flagelo negativo que han usado los tramposos en el béisbol. Entonces, partiendo de esta vertiente, a la que consideramos la era LEGAL, tenemos como el más abanderado de esta nueva y precisa estadística al jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2014, Mike Trout, Angels, el cual registró un WAR de 10.8 en 2012 (192-Anotadas, 182-H, 30-Hr, 49-Estafadas, .326-Avg). Carlos Gómez, Cerveceros, 8.9 en 2013. Mike Trout, Angels, 8.9 en 2013. Josh Hamilton, Rangers, 8.7 en 2010. Ben Zobrist, Rays, 8.7 en 2011. Robinson Canó, Yankees, 8.4 en 2012, José Bautista, Blue Jays, 8.1 en 2011.

En la Era Dorada (1947-1971), se destacan Cal Yastrzemski, Medias Rojas, con 12.4. Mickey Mantle, Yankees, 11.3 en 1957. y 11.2 en 1956. Willie Mays, Gigantes, 11.2 en 1965 y 11.1 en 1964. Stan Musial, Cardenales, 11.1 en 1948. En la era antes de la “Integración Racial” (1900-1946), el abandera siempre fue Babe Ruth, Yankees, registrando WAR ganadores de batallas, 14.1 en 1923, 12.9 en 1921, 12.4 en 1927, siendo estos los mejores de todos los tiempos. Claro, era un béisbol diferente donde NO estaban viendo acción la calidad de los jugadores de la raza negra ni los latinos. Es a partir de 1947 cuando viene el potencial de esos jugadores detenidos por una “injusta barrera racial”. Es por eso que decimos –sin temor a equivocarnos, que fue a partir de ese momento cuando las Grandes Ligas comenzaron a recibir ese ingrediente especial de jugadores de todas las razas que en verdad comenzó a jugarse el mejor béisbol del mundo.

0 Comments