Récords Memorables En Las Grandes Ligas

History

Cuando el dominicano Fernando Tatis conectó dos grand slams en un mismo inning en abril 23 de 1999, lo que fue algo inédito, jamás visto, el hecho histórico nos hizo recordar la marca de Johnny Vander Meer, Rojos de Cincinnati, siendo la de él como lanzador, que en Junio 11 y 15 de 1938 lanzó dos juegos seguidos sin hits y sin carreras. Nadie lo ha podido igualar esa hazaña. La proeza de Tatis es igual, se tornará muy difícil superarla, por no decir imposible, ya que en ambos casos que hay que hacerlo tres veces. Tatis, jugando para los Cardenales de San Luis, le dio esos dos jonrones con las bases llenas a un mismo lanzador, el sur coreano Chan Ho Park, Dodgers de Los Angeles. Todo ocurrió en un tercer inning histórico para el béisbol, Tatis NO sólo impuso una marca jamás vista en en MLB con esos dos grand slams, sino que las ocho carreras impulsadas también marcó un nuevo récord para un inning. Al final, St. Louis derrotó a Los Angeles 13 a 5.

Se dijo que el récord de 61 jonrones de Roger Maris sería perpetuo. Sin embargo, Mark McGwire y Sammy Sosa la superaron, luego Barry Bonds superó a estos dos. Claro, ahora todos sabemos por qué pudieron romper esos récords, “El juguito”. Sí, eso los ayudó a eclipsar esa marca.

Por otra parte, se afirmó que nadie jugaría tantos juegos en forma seguida como Lou Gehrig, pero apareció Carl Ripken Jr. demostrando lo contrario.  Se llegó pensar que la marca de hits 257 de George Sisler no sería batida. Eso, hasta que apareció el dinámico japonés Ichiro Suzuki, quien destrozó ese privilegiado récord al sonar 262 petardos. Y así otros récords que parecían intocables. Estas son algunas de las marcas más difíciles de eclipsar en el gran pasatiempo norteamericano y deporte rey ennuestros países latinoamericanos, por igual en Japón.

511 victorias, Cy Young – Vivimos una época que los lanzadores estelares apenas realizan unas 32 aperturas por año, para eclipsar la marca de Young se necesitaría promediar 20 victorias durante 26 años.

5.714 ponches, Nolan Ryan – La carrera del Expreso de Alvin se extendió desde 1966 hasta 1993. Si algún lanzador quisiera despojarlo de sumarca tendría que promediar 286 ponches durante 20 años.  Ryan jugó 27 años.  Sus siete juegos sin hits y las 2,795 bases por bolas están fuera de alcance.

110 blanqueadas, Walter Johnson – Los pitchers actuales pocas veces completan juegos, por lo que se les hace muy difícil lanzar nueve ceros. Esta marca no tiene forma ni manera de ser igualada y mucho menos superada. El pitcheo especializado es otro aspecto que opera en contra.

191 empujadas, Hack Wilson – Desde el año 1940, el único bateador que ha sobrepasado las 160 remolcadas en una temporada es el dominicano Manny Ramírez, quien terminó con 165 en el 1999.

.367 de promedio, Ty Cobb – Entre 1909 y 1919, el Melocotón de Georgia tuvo un promedio de bateo de .369, mientras que el de la liga fue de .254. Ted Williams, un bateador de .344 de por vida hubiera tenido que superar los .400 en seis o siete ocasiones para acercársele.

4.256 hits, Pete Rose – Cada vez son más escasos los bateadores que llegan a los 200 hits por temporada. Para superar esa cifra hay que disparar al menos esa cantidad hits durante 22 años.

1.406 robos, Rickey Henderson – La velocidad del controversial y pimentoso jugador le permitió escalar una posición difícil de superar. Hay que robarse 64 almohadillas durante 22 años o estafarse 100 por 14 temporadas.

2.632 juegos jugados consecutivamente, Cal Ripken Jr. – Este es unos de los récords más difíciles de romper, ya que se requiere un sinnúmero de factores para poder lograrlo. Lo que hizo Ripken fue algo apoteósico, tomando en cuenta que la marca anterior laposeía el legendario Lou Gehrig con 2.130.  De hecho, se llegó a pensar que nadie se le acercaría.

212 juegos conectando de hit como emergente, Lenny Harris – Este es otro de los récords que se torna muy difícil de romper. Para darles una idea de su magnitud, citamos que el dominicano Manny Mota en 1980, implantó la nueva con 150, al rompérsela a Smoky Burgess, que a su vez la tenía con 145. En ese momento se pensó que perduraría por mucho tiempo.  Sin embargo, vino Lenny Harris y la superó por 62 juegos.

262 hits, Ichiro Suzuki – Cada vez son más escasos los bateadores que llegan a los 200 hits por temporada, Ichiro Suzuki lo hizo en 10 años consecutivos, esto desde que debutó en las Grandes Litas en 2001. En 2004, el japonés batió una marca que muchos pensaron iba a ser imposible de hacerlo; los 257 hits de George Sisler, Carmelitas de San Luis, que la implantara en 1920. Ichiro no sólo la superó, sino que la extendió a 262. Difícil de alcanzar.

67 dobles, Earl Webb – Esta marca de dobles ha sido una de la más difíciles de superar. Establecida en 1934 por Earl Webb, con 67, sólo Joe Medwick en 1936 la amenazó, al dar 64.  

36 triples, Owen Wilson – Ni antes ni después de que Wilson alcanzara su marca en 1912, ningún jugador se ha acercado a menos de 10 de su cifra. Con la construcción de parques cada vez más pequeños para acomodar a los jonroneros, las posibilidades de que alguien pueda superarlo son romotas.

0 Comments